Recetas para niños: Cerditos rellenos

Ingredientes para la masa:
300 gr de harina de fuerza
200 gr de harina normal
25 gr de levadura prensada
80 gr de azúcar
250 ml de leche templada
60 gr de mantequilla
1 huevo
Un pellizco de sal
Un poco de corteza de limón rallada
2 yemas de huevo para pintar y pegar

Ingredientes para el relleno:
Se pueden rellenar de chocolate, de jamón de York y queso, de salami, de chorizo… Al gusto.

Preparación

  1.  Tamizar la harina en una fuente.
  2. Amasar en el centro la levadura desmenuzada con un poco de harina, azúcar y la leche, y dejar fermentar la masa, tapada, durante 15 minutos.
  3. Amasar el resto del azúcar, la mantequilla derretida, el huevo, la sal y la ralladura de la corteza de limón. Cuando esté suficientemente amasada, dejar reposar otros 15 minutos. La masa tiene que quedar elástica y despegarse de las manos. Si no es así, añadir un poquito de harina, hasta conseguir el efecto deseado.
  4. Extender la masa de forma que tenga unos 4 milímetros de espesor.
  5. Tener el relleno preparado.
  6. Tener la bandeja del horno engrasada, a mi me gusta poner un papel para horno, así no hace falta engrasar, la masa no se pega.
  7. Corta 16 redondeles de 10 centímetros de diámetro —nosotras lo hicimos con vasos—
  8. Poner 8 en la bandeja del horno separados entre sí.
  9. Poner un poco de relleno en el centro, bien recogidito.
  10. Poner yema de huevo batido en el borde, para sellar.
  11. Poner encima los otros ocho redondeles de masa. Ya tenemos la carita.
  12. Recortar 8 redondeles mas pequeños para el morrete —nosotras nos ayudamos de un vasito dosificador de jarabe, de unos 4 cm. de diámetro—. Hacerle los dos agujeros de la nariz: ayudaros con la tapa de un rotulador fino. Pegarlos con yema de huevo. La ilusión de los niños va creciendo por momentos llegados a este punto.
  13. Para las orejitas cortar unos redondeles un poco más pequeños. Coger el redondel, estírarlo un poco, y después de pegarlo en la cara, darle la vuelta a la punta con gracia, como se ve en al foto. ¡Ojo! Pegarlas bien con yema de huevo a la cara. En el horno las orejas adquieren vida propia…
  14. Pintar la cara de los cerditos con la yema de huevo restante. Dejar reposar 10 minutos.
  15. Calentar el horno a 200˚.
  16. Meter los cerditos. ¡Cuidado!. A los 10 minutos el morrete está tostadito: poner un papel de aluminio tapándolos. Así se terminan de hacer sin quemarse. Bajar a 180˚ la temperatura. Dejar unos 15 minutos más, depende del horno, hasta que los veáis como en la foto.
  17. Sacarlos a una bandeja de rejilla para que se enfríen.
  18. Los ojitos: Para el relleno dulce: Yo rellené una jeringa vacía con chocolate blanco, la metí en el microondas unos segundos y al fundirse hice el blanco de los ojos. Con el mismo proceso, pero con chocolate negro hice la pupila. Dejar secar. Para el relleno salado: Utilizar trocitos de tranchete o queso para la parte blanca y aceituna negra para la pupila Si los niños quieren improvisar y ponerles ojos de cerdito loco, pues nada, para eso están.

Algunos consejos para cocinar con niños: Delantales a su medida. Para los más pequeños es necesario un alza o escalón. Manos y las uñas siempre limpias. Si no hay que improvisar, enseñadles la foto de la receta. Utilizar utensilios a su medida. Preparar los ingredientes con ellos, y que los coloquen en orden de uso. Aprovechar para hablarles de lo peligroso que es manipular el horno o un fuego sin presencia de un mayor. Enseñarles a recoger.

Melodijo: webosfritos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s